Mensajeros del Cosmos

 
 
 
 

¿Qué les dicen los “extraterrestres” a los humanos contactados? ¿Les piden algo o les preguntan algo acerca de nuestro mundo y de nuestra civilización? La contestación es no. Dan la impresión de saberlo todo en cuanto a nosotros y, más bien, lo que hacen es decirnos cosas sobre ellos, contarnos cómo son sus planetas, cómo hacen sus viajes, cómo es el Cosmos y, en definitiva, darnos pautas acerca de cómo deberíamos comportarnos. Dicho así parece que todo suena bien y que sus conversaciones con nosotros son lógicas, llenas de sentido común. Sin embargo, hay muchas cosas en nuestro trato con ellos que no son nada claras y que más bien dejan la mente llena de confusión. Vayamos primero a los mensajes que suelen dejarles a los contactados. El contenido de sus charlas suele girar normalmente en torno a estos cinco tópicos, aunque naturalmente hay ocasiones en que, respondiendo a preguntas del contactado, se refieren a otros temas más concretos:

 

1-Ecológico. Nos dicen que los humanos estamos acabando con el planeta*; que lo estamos corrompiendo todo*; que las bombas y la energía atómica** son un serio peligro para la Tierra, etc.

 

2-Científico. A muchos contactados les han dictado fórmulas que se refieren a todas las ramas de la ciencia. Muchos de ellos han construido motores siguiendo las instrucciones recibidas, otros han recibido fórmulas complicadas que nunca han entendido ni han hallado a nadie que las entienda. Sin embargo, yo creo que algunos grandes avances científicos de la Humanidad, por lo menos en el pasado, se han debido a mensajes recibidos por algún contacto.

 

3-Cosmogónico. Relativo a los orígenes y funcionamiento del Universo y, por tanto, muy relacionado con Dios o la Primera Causa. A los alienígenas les encanta hablarles a sus contactados de cómo es el firmamento. Pero hemos podido constatar en numerosas ocasiones que lo que dicen es falso. Por qué lo hacen así es un misterio***.

 

4-Religioso-moral. O si se quiere moralizante, estableciendo una serie de normas de vida que los humanos debemos seguir y que de ordinario refuerzan las creencias del contactado. Aunque también hay casos en que van directamente contra ellas y le hacen abdicar de todas sus creencias anteriores.

 

5-Mesiánico. Ellos son nuestros salvadores y nos quieren ayudar en la difícil situación en que se encuentra nuestro planeta.

 

Algunos de estos mensajes escritos han tenido una gran difusión una vez convertidos en libros famosos: los Vedas, el Zend Avesta, el Corán, los libros de Urantia, el Libro del Ángel Moroni, Susila Budhi Dharma y por supuesto, la Biblia cristiana recibida por “contactados” de tipo religioso, pero que en el fondo no difieren en nada de los de tipo ovnístico. Estos mensajes son los que, por desgracia, han conformado la filosofía de la Humanidad y la siguen conformando todavía.

 

En la actualidad, hay diseminados por todo el mundo gran cantidad de “Centros” dedicados a la investigación de los ovnis, en los que se publican cientos de boletines, y aún de revistas impresas, con las “comunicaciones” recibidas. Por un tiempo me dediqué a coleccionar estos boletines, hechos con toda buena fe, y, cuando ya tenía una gran cantidad, la comparación de unos con otros me ayudó enormemente a caer en la cuenta de que las inteligencias que estaban detrás de tantas comunicaciones no eran lo que decían ser ni eran tan positivas como creían los que ingenuamente las recibían y transcribían. Las comunicaciones y los mensajes recibidos por los contactados tienen grandes contradicciones y a veces son francamente disparatados, lo cual no deja de ser muy intrigante. Es cierto que los hay más constructivos y cuerdos, pero el hecho de que con frecuencia sean negativos y faltos de lógica tiene que hacernos muy cautos a la hora de comunicarnos con los “buenos hermanos del espacio”.

 

Por último, apuntaremos un solo detalle, de los muchos que se podrían destacar, en que los mensajes de los visitantes del espacio coinciden con los mensajes “místicos” recibidos por los profetas y videntes religiosos: el catastrofismo. Los mensajes marianos nos hablan, casi sin excepción, de grandes males que en “próximas fechas” le sucederán a la Tierra, si la Humanidad no se convierte y obedece a Dios. Pues bien, los tripulantes de ovnis, también casi sin excepción, nos avisan de que se está acercando el tiempo en que en este planeta habrá grandes cambios y hasta cataclismos. Nos hablan de hundimiento de continentes enteros, de cambios del eje de la Tierra y de toda suerte de catástrofes, tan estremecedoras como las que los Jeremías religiosos de todos los tiempos han anunciado para los pecadores habitantes de este planeta. Es decir, que a los buenos hermanos del espacio les encanta meternos miedo****, tanto como a nuestra Madre celestial.

 

 

SALVADOR FREIXEDO – Biografía del fenómeno OVNI
 
*esto con mucha seguridad los sitúa como una parte del sistema de los oscuros, los cuales son quienes realmente están desmejorando al planeta, pues se adueñan de cada patente que pueda ayudar a la Tierra y a nosotros, escondiéndola. Para estos seres es muy importante que la Tierra y sus ecosistemas estén enfermos para así tener la excusa para hacernos culpables a nosotros
**las ideas sobre explotación de la energía atómica también fueron entregadas por seres de los oscuros a través de la mediumnidad (sociedades Vril y Thule, por ejemplo) y a través del paso de conocimiento sobre estos desastres del raciocinio humano a gentes dependientes de lo militar y a ingenieros médium. Normalmente todo buen ingeniero es un buen médium y los conocimientos se le entregan cuando el ingeniero medita o incluso por la noche mientras duerme, tal como se le entregaban los conocimientos a Nikola Tesla, quien siempre tenía junto a su cama papel lápiz, y se despertaba en mitad de la noche para anotar un conocimiento que se le acababa de entregar
***cuando son seres de los oscuros, a pesar de que aparenten ser de Bien, lo normal es que mientan para que nosotros como Creadores de nuestra realidad (a través de nuestra mente) creemos en base a falsedades; esto es fundamental para los oscuros ya que así nos tendrán esclavizados siempre y ni tan siquiera lo sospecharemos, tan solo veremos que nuestra vida resulta muy dura, cada vez más dura, hasta que reaccionamos enfrentándonos a las gentes de entre nosotros que sirven de intermediarios del dios que nos imponen y contra las gentes que ostentan el Poder, las cuales suelen ser los representantes también de estos seres oscuros
****esto certifica que se trata de seres oscuros en realidad
 
 
 
 
 

LA INVASIÓN MENTAL

 

Otra de las actividades relativamente recientes de los alienígenas es la invasión de las mentes. En realidad, creo que estamos siendo invadidos por algunas especies que han llegado a nuestro planeta en los últimos cincuenta años. Como esto suena un poco alarmante trataré de explicarlo. No se trata de una invasión armada de un territorio, sino de la invasión de nuestros cerebros y del control de su funcionamiento.

 

Si hemos de creer ciertos informes, que, se repiten mucho entre ciertos contactados, algunos auténticos extraterrestres están desde hace algún tiempo tratando de sembrar la confusión y el caos en nuestra sociedad, y al decir sociedad me refiero a la raza humana en su totalidad.

 

Sin embargo, no debemos olvidar que desde el inicio de los tiempos, otros alienígenas que entonces se presentaban como hombres dioses, han tratado siempre de mantener a los seres humanos divididos, confusos y guerreando entre sí, con el fin de que no progresemos y caigamos en la cuenta de que somos como una granja de su propiedad o, dicho en otras palabras, para que “no lleguemos a ser como dioses”. Este es el profundo significado de las palabras del Génesis. Lo han pretendido y lo han logrado, porque la Humanidad siempre ha estado dividida y confusa. Para lograrlo han usado estas cinco estrategias: razas, lenguas, patrias, religiones y guerras.

 

En los tiempos modernos han inventado dos estrategias más porque algunas de las viejas han comenzado a fallar en grandes sectores de población. No nos referimos, por tanto, a estas viejas estrategias*, que a fin de cuentas no son más que medios para lograr un fin. Nos referimos a otros aspectos de ese mismo fin que algunos alienígenas se han propuesto en los últimos cuarenta y cinco años: la invasión de las mentes de los humanos, especialmente de las generaciones jóvenes. Cuando decimos “invasión” queremos decir dominio y control; lograr que esas mentes estén a disposición del invasor; que piensen lo que él quiere, y mejor que piensen lo menos posible por sí mismas; que sigan las pautas que les dicten, aunque estas pautas sean necias y suicidas; que se rebelen contra todo, incluso contra las cosas positivas de la sociedad; que aborrezcan el trabajo responsable y creador y busquen otros quehaceres más excitantes, como pueden ser las drogas, la música desenfrenada y alienante** o los deportes violentos.

 

En resumen, lo que parece que buscan estas inteligencias malignas es la destrucción de una sociedad ordenada, autocontrolada y en evolución, para que se convierta en un hervidero de intereses encontrados y de constantes conflictos. Con esta confusión consiguen varios fines: que no despertemos, que no lleguemos a ser un problema para ellos, que sigamos siendo sus esclavos inconscientes y que estemos más preparados para la invasión y el dominio total de nuestras mentes.

 

Me doy perfecta cuenta de que todo esto suena a delirio y a paranoia conspiracionista. Pero sin embargo hay en nuestra sociedad todo un cúmulo de síntomas que nos llevan a pensar que, si no estamos totalmente en lo cierto, no andamos muy lejos de la verdad. Estos síntomas se han ido agudizando en los últimos treinta o cuarenta años, si bien es cierto que ya comenzaron con el principio del siglo. Mucha gente, por el hecho de haber nacido y vivido la mayor parte de su vida en estas condiciones, no cae en la cuenta de lo aberrante de muchos de los acontecimientos de nuestra sociedad, aparte de que no tiene punto de referencia para compararlos con otras situaciones. He aquí los síntomas a los que nos referimos:

 

-Proliferación de sectas por todas partes y de todos los tipos y la cantidad de seguidores que tienen, por desquiciadas que sean sus prédicas.

 

-La violencia estúpida y salvaje que se ha desatado en los estadios, practicada por individuos que parecen “posesos”, y el gamberrismo creciente que se manifiesta gratuitamente en muchos otros actos sociales.

 

-Por el contrario, el “pasotismo” en que han caído muchos jóvenes, a los que parece no interesarle nada que no sea terminar su carrera o su aprendizaje e instalarse en la sociedad con un seguro y fácil “modus vivendi”.

 

-El consumo de drogas, que acarrea tanto sufrimiento y que ha destrozado la vida de tantos incautos.

-El terrorismo desproporcionado y sin causa, que no tiene inconveniente en matar inocentes solo por hacerse notar.

 

-El arte esperpéntico y los mamarrachos pictóricos y escultóricos, con su consabida corte de boquiabiertos papanatas y de compradores millonarios.

 

-El gusto por las modas estrafalarias, cuyos mejores exponentes son los “punks”, en que los pelos hirsutos son el contraste de una masa encefálica arrugada y encogida por falta de ideas.

 

-El rock duro que, con su estruendo, sus movimientos desenfrenados y sus dominantes cuatro ciclos por segundo, tanto daño causa a los tejidos cerebrales.

 

-el fundamentalismo religioso que hoy tanto abunda y que tan funesto es para la evolución de la mente de los que lo padecen.

 

-La corrupción gubernamental a todos los niveles. Aunque con apariencia de personas honorables, en muchísimos países del planeta el poder ha caído en manos de políticos corruptos e ineptos, verdaderos enemigos de sus respectivas patrias, que lejos de buscar el bien del pueblo, lo único que procuran es su propio enriquecimiento.

 

Indudablemente en estos años se está verificando una callada pero profunda revolución en las mentes de los habitantes de este planeta, especialmente en las de los más jóvenes. De ello se podrían describir todavía otros síntomas más concretos. Insisto en que se me puede decir que tal revolución o es debida a causas extrahumanas y que tiene sus raíces en la psicología del hombre de nuestro tiempo. Sin embargo, conociendo muchos otros hechos dentro de la fenomenología paranormal y dentro del fenómeno ovni, que, teniendo aparentemente una causa humana, proceden de causas extrahumanas, vemos con mucha sospecha todos estos síntomas indicados. Y si bien se puede decir que en mayor o menor grado la mayoría de ellos han existido siempre en la Humanidad, es muy extraño el arraigo y la rapidez con que, en muy pocos años, se ha implantado en el psiquismo de casi todos los jóvenes del mundo***.

 

 

SALVADOR FREIXEDO – Biografía del Fenómeno OVNI
 
*aunque las viejas siguen funcionando todavía y logrando nuevas separaciones entre nosotros
**mucha gente no se dio cuenta de que existe música curativa y música que enferma
***yo lo explicaría teniendo en cuenta el contagio mental (una especie de efecto “centésimo mono”) que se produce cuando una tendencia se expande; el problema es que esas tendencias son pensadas y provocadas por unos seres influenciados por otros que no pertenecen a nuestra dimensión, sino a la siguiente dimensión en sus bajos planos. Esto es lo mismo que decir que están creadas estas tendencias por los seres Reptilianos (Demonios) de los planos bajos de la 4ª dimensión y son diseminadas en nuestro mundo por los “satanistas”, pero el Satanismo hoy se apoderó no solo de las antiguas religiones, sino de la banca, de nuestros políticos, de nuestra “justicia” y de la nueva religión: la “ciencia”. El Satanismo explica la mayoría de los puntos que se enumeraron, pues este pretende destruirnos, en caso de que no despertemos. El Satanismo en sí es engaño para las gentes de las sectas verticalizadas y es una trampa para nosotros, otra importante trampa que hemos de aprender a sortear sin caer en ella; el descubrir las diferentes trampas nos ayudará a superar las pruebas de la dimensión en la que nos hallamos, a graduarnos en ella, sin la necesidad de que hayamos de retornar a un mundo como este (esto se correspondería con lo que las religiones llaman “Salvación”)
 
 
 
 
 

LOS SERES DE LUZ

 

Por supuesto que existen los extraterrestres de Luz, los buenos, pero estos una vez que superamos nuestra etapa de animalidad (creencias que nos ligan a la materia, actuación egoísta sin que nuestra razón vea la necesidad de actuar de otra forma, anclaje en el sexo y lo meramente sensorial, etc.) nunca interferirán con nuestro libre albedrío, pues es una Ley Universal la de que se respete el libre albedrío de los seres en proceso evolutivo. Si un ser nos presenta a un Dios al margen de nosotros mismos ese ser es del bando de la Oscuridad y su Dios es falso, es decir que su dios es un ser tratando de robar nuestro Poder y de esclavizarnos; si un ser nos entrega mensajes catastrofistas ese ser sirve a la Oscuridad, no a la Luz.

 

Los seres de Luz, de Bien, tan solo nos entregarán mensajes que nos puedan devolver el Poder que nos fue robado usando para ello mentiras, mensajes que nos puedan hacer comprender cómo funciona el Universo y cómo este depende de nosotros mismos como seres en proceso de Creación; nos ayudarán a recordar que todo el Universo es Mental y que nuestra Mente crea este mundo y que a su vez afecta a los otros mundos, etc.

 

Nunca nos mentirán los auténticos Seres de Luz, pues ellos saben que hemos de construir en base a verdades, pues Luz, Verdad y Bien son lo mismo. En el momento que se nos entregue una mentira sabremos que el mensajero es alguien que se está haciendo pasar por uno de Luz, o que siempre fue un ser de la Oscuridad haciéndose pasar por un ser de Luz; en cuanto haya una media verdad u ocultamiento de la verdad, el caso será el mismo. A los auténticos Seres de Luz lo normal es que no los veamos, ni a sus naves, a no ser que formase parte de nuestro contrato de alma antes de nacer el ver una de estas naves.

 

Los extraterrestres* de Luz están actualmente vigilando nuestro mundo, y son muchos con muchas naves, pero no las veremos. Ellos son los que han inutilizado todas las bombas atómicas que se fabricaron en la Tierra, las dejaron inservibles. Ellos son los que nos han ayudado con la radiación de Chernobyl que se extendió por Rusia y Europa, neutralizándola en gran parte. Ellos están ayudando (en parte también) a neutralizar lo que ocurrió en Fukushima, aunque hemos de aprender, por lo que el problema con la radiación continuará, pero los males mayores a gran escala serán anulados o muy disimulados por estos seres. Hemos de aprender a no jugar con fuego y a elevarnos dejando a un lado este tipo de energía por nosotros mismos. Todo lo relativo a la energía nuclear como fuente de energía es algo que los oscuros nos han entregado, una trampa de los oscuros en la que caímos.

 

Los oscuros que manejan los asuntos de la Tierra bien saben que están ahí esas naves de la Luz, y en ocasiones les han disparado con armas de nueva generación sin previo aviso, pero algunas de las guaridas de los oscuros fueron destruidas por esto precisamente, como Pine Gap, en Australia.

 

Se nos está dando más tiempo, pues estábamos retrasados en nuestra evolución en lo espiritual, pero entre todos hemos cambiado los escenarios que hubieran oscurecido mucho nuestro futuro, pues hemos avanzado mucho hacia la Luz. Hemos alterado en gran medida la agenda de los oscuros y todo futuro con grandes males para nosotros. El darnos más tiempo supone haber apaciguado a nuestro Sol (se extrajo energía de Él), haber desactivado las bombas atómicas que nos amenazaban, etc.; pero aún nos queda mucho hasta aprender que todo en el Universo es UNO y que cada nueva separación es una nueva jugada tramada por los seres de la Oscuridad y materializada por nosotros mismos tras habernos dejado engañar con muchas mentiras repetidas una y otra vez. Precisamente tras cada una de las separaciones que introdujeron grandes dramas en la Tierra estuvieron esos seres del espacio que nos entregaron mensajes y nos hicieron creer que eran dioses o representantes del auténtico Dios, cuando tan solo eran seres del bando de la Oscuridad.

 

Los auténticos Seres de Luz nunca ordenan y emiten una luz envolvente, una luz amigable que no ciega a pesar de que sea muy intensa; uno los reconoce de inmediato por el bienestar que se siente junto a ellos o en su proximidad, ya que disipan todo miedo que podamos sentir. Por el contrario, los emisarios de la Oscuridad ordenan, ciegan con su luz, prohíben incluso mirarles a la cara, intimidan y se deleitan con nuestros miedos.

 

Hemos de saber que no existe ningún futuro prefijado para nosotros, pues nuestro futuro dependerá siempre de nuestras elecciones de hoy. Cada día construimos entre todos nuestro futuro y el que nos venga un duro futuro o no dependerá de las lecciones que necesitamos aprender, pues en ocasiones se necesita que la realidad sea muy dura para movernos e incitarnos a cambiar nuestra mente, ya que ella es la creadora de nuestra realidad.

 

El Libertario

*los llamamos extraterrestres, pero en realidad son seres de unas realidades en las que no existe el espacio-tiempo tal como nosotros lo conocemos, pues este, el espacio-tiempo que percibimos, en realidad es una construcción de nuestra mente
 
 
 
 

Contacto

El Libertario
jlmgt@yahoo.com