Ateos y más allá

 
 

Los ateos y el más allá

 

Los "ateos" tan solo son personas que no creen en ninguno de los dioses que las religiones ofrecen ni en los rituales de las religiones; en este sentido yo mismo me considero ateo. Mi DIOS está dentro de mí y en cada uno de mis semejantes. Pero la mayoría de los que se consideran ateos son así debido a las limitaciones impuestas por la nueva religión para atraparnos que denominamos "ciencia"; estos fueron limitados en cuanto a la capacidad de escapar de esta Matrix Holográfica que entre todos creamos (del mismo modo quienes están atrapados por una religión fueron limitados también); por "Matrix Holográfica" me refiero a la realidad que con nuestra mente creamos entre todos. Si esta realidad la vemos como algo que está mal y debería de estar mucho mejor, un mundo mejor en el que vivir, es debido a nuestras carencias en cuanto a conocimiento verdadero.

 

Fuimos engañados en múltiples campos. Si construimos nuestro mundo con nuestra mente y en base a ideas falsas y discrepantes, nuestra creación va a ser muy deficiente. Esto mismo ocurrirá en los otros mundos a los que vamos tras dejar el traje que usamos en este mundo denso, nuestro cuerpo. Construiremos en base a ideas falsas, pues nuestras ideas las llevamos cada uno como bagaje, aunque en los mundos no tan bajos en 'banda de frecuencia'*, contarán también las ideas formadas en nuestras vidas anteriores, las cuales pueden incluir creencias pertenecientes a distintas religiones en distintas vidas. Alguien nos está dirigiendo mal intencionadamente.

 

Cada uno pertenece a un grupo de almas en el más allá, pero las une su evolución en lo espiritual, no las creencias religiosas, pues aún siendo ateo uno, lo que cuenta es si la persona sintonizó con el amor, cuánto amor ofreció y cuánto amor mostró en forma de buenos modales, de caridad, de compasión, de comprensión, de ayuda a los demás, etc., pero esto no es suficiente para escapar y no ser necesario volver a los mundos más densos; también cuenta la comprensión de este y de los otros mundos para construir entre todos mundos de inmensa belleza en todas las dimensiones.

 

Para poder escapar de las cadenas que nos atan a este mundo y ser capaces de seguir creando con bien en los otros mundos es necesario conocer las Leyes Universales y saber que cada uno de nosotros somos pequeñas partes de la Mente que llamamos Dios en pleno acto de Creación, y es la mente del grupo lo importante en cuanto a lo que hallemos en cada uno de los mundos que visitemos ya que la realidad la construimos entre todos; es nuestro juego, tanto aquí como en los otros mundos.

 

 

El Libertario

*dimensión

 

 

 

LAS LEYES UNIVERSALES

 

Es hora de que los secretos vean la luz. Uno de los mayores conocimientos en el desarrollo del individuo es sin duda las leyes universales. El conocimiento de estas leyes hará de ti un ser consciente y libre. Lo creas o no, estas leyes se cumplen, lo creas o no, su aplicación marca la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre la abundancia y la precariedad y entre el pleno conocimiento y la total ignorancia. Si hay alguien que logra el éxito es sin duda por la debida aplicación de estas leyes en su vida. Aplicarlas en tu beneficio, no solo hará que la abundancia llegue a tu vida, si no que contaminaras de ella a los que te rodean. Esto no se basa en ninguna creencia, si no en conocimiento, creer es ignorar y es para mí una especie de ley no escrita. Las leyes universales no precisan de ningún tipo de credo para que se cumplan, ellas funcionaran y se aplicaran independientemente de lo que creas, así que mejor tomarlas en cuenta para encauzar nuestro propio poder y tomarlo por siempre.

 

El universo entero está sujeto al cumplimiento de estas leyes, seas humano o no, seas espíritu, seas estrella o planeta. El cosmos al completo está regido por ellas y el orden, depende del cumplimiento a rajatabla de estas leyes. Asimilar estas leyes y aplicarlas de forma correcta y consciente, provocara un vuelco a tu vida y colmara tus deseos de forma increíble, lograras que todo aquello que anheles se transforme en realidad, atraerás aquello que vibre en consonancia contigo, provocaras un cambio radical en tu enfoque, tu actitud mutara hacia  formas más positivas, y el miedo y la culpa desaparecerán de tu vida definitivamente.

 

Una vez las leas y las comprendas, debes asumirlas y ponerlas en práctica. Es importante que te enfoques debidamente ya que si tornas tu actitud en negativa, esto llegara a ti en tromba. Antes de empezar a aplicar este conocimiento es importante un cambio de actitud, en nuestra forma de pensar, en nuestra forma de enfocarnos y en nuestra forma de orar. Es momento de desterrar esas oraciones que nos llenan de culpa y de miedo, que suplican y que nos ponen en nuestra contra. Debemos pedir y agradecer, pero nunca suplicar, ni mostrarnos culpables. Somos poderosos y debemos usar correctamente nuestro poder, usarlo con conciencia y en un beneficio común, la abundancia en unidad es a su vez nuestra propia abundancia.

 

http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/06/conoce-las-36-leyes-universales.html

 

 

 

La cosecha de almas

 

Para  que la cosecha sea mayoritariamente positiva y trascendamos evolutivamente con el planeta, debe haber una masa critica de personas que trabajen de forma positiva, en el servicio a los demás que supere el 50% de la población, esto quiere decir, que a partir del 51% la población a nivel global, que haya trabajando en el servicio a los demás provocara que esa masa crítica haga que la cosecha sea positiva y se produzca de forma exitosa. A partir de ese instante seremos una mayoría humana transformada y evolucionada en un planeta de igual frecuencia vibracional, mucho más sutil y elevada.

 

Por el contrario para que la cosecha sea mayoritariamente negativa el porcentaje de masa crítica necesaria es mucho mayor, este porcentaje debería superar con creces el 90% de la población, trabajando de una forma clara en el servicio a uno mismo. La cosecha es considerada negativa cuando ese mas del 90% de la población se ha dedicado a trabajar su lado más negativo, el miedo, la culpa, el ego mal enfocado, el amor posesivo y el atesoramiento material, serian las principales causas. Es evidente que para que la cosecha sea considerada negativa requiere un mayor porcentaje de población, por lo tanto un mayor esfuerzo por parte de aquellos que trabajan activamente por esta opción. Todos más o menos sabemos, quienes son estos que desean que el humano no evolucione de forma correcta. Estos elementos pro-negativos, utilizan todos los recursos a su alcance para evitar que el humano tome conciencia de sí mismo de forma activa y positiva. Potenciar el miedo es su principal herramienta, pero además de su parte están todas las religiones, todos los gobiernos, la banca y los ejércitos, bueno en general, todos esos estamentos que nos niegan el acceso al conocimiento y a la verdad.

 

Durante siglos han permanecido enquistando nuestra evolución con varios fines, pero el más llamativo es nuestra evolución espiritual. Han ocultado deliberadamente nuestros orígenes y manipulado nuestro potencial con el fin de mantenernos en un estado de vida irreal. Nos condicionan desde nuestros principios a una forma de vida muy primaria en el que nos mantienen en perpetuo conflicto, enfrentándonos unos a otros, compitiendo, consumiendo, dejándonos solo breves espacios de tiempo de asueto, en los que procuran mantenernos entretenidos con un único fin, el no hacernos preguntas, el no dudar de lo que vemos, el no replantearnos nuestras creencias y aniquilar cualquier conato de auto conocimiento. No nos permiten coger las riendas de nuestras vidas y nos tele dirigen físicamente e ideológicamente, controlan nuestra fe y pervierten nuestros sentimientos, atacan todo aquello que permita reconocer nuestra grandeza y nuestra propia soberanía.

 

Sea como fuere, el trabajo ha de ser individual, de nada sirve salir con un megáfono y hacer de profeta del Apocalipsis, si el resto no trabaja en su propio cambio. Cada uno, de forma individual, ha de tomar conciencia, ha de buscar su propia divinidad y sobre todo ha de emprender este viaje solo, no podemos despertar a aquel que quiere seguir dormido y no podemos salvar a quien no quiere ser salvado, ya que no conseguiremos nada y nuestro esfuerzo será en vano. Si trabajamos de forma individual conseguiremos llegar a esa masa crítica necesaria para arrastrar y contagiar al resto, esta es la única forma de lograr la ansiada evolución humana, cambiando la conciencia global y lograr esa cosecha positiva, que nos haga trascender y elevarnos.

 

 

http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/06/la-cosecha-de-almas-cosecha-positiva-o.html

 

 

 

LA LEY DE LUCIFER

 

Tanto si se le da el nombre de legitimidad, moralidad, la Constitución, Biblia, Corán… o ética, todas las leyes humanas son luciferinas y conducen al desorden y a la muerte. Su objetivo es crear división entre el bien y el mal, instigar luchas para determinar quien tiene la razón y quien está equivocado. La dualidad entre el bien y el mal, conduce a la división y a la guerra. Beneficia a Lucifer. DIVIDE Y VENCERÁS.

Me he preguntado quién hizo las leyes. Yo no, eso seguro

Es la minoría regente, el ‘Gran Dinero’

¿Quién decide qué es bueno y qué malo?

Respuesta: ¡el Gran Dinero!

¿Por qué matar es a veces malo y severamente castigado y otras veces bueno y premiado con espléndidas condecoraciones?

Respuesta: Porque interesa al Gran Dinero.

¡Bien y mal son creaciones de Lucifer, para beneficiar a Lucifer!

 

Yo soy Lucifer, tú eres Lucifer, todos somos Lucifer

 

Lucifer es una entidad divina que ha elegido la muerte.

Cada vez que elijo la muerte a la vida, soy Lucifer.

Cada vez que opto por tener en lugar de ser, soy Lucifer.

Cada vez que actúo por miedo en lugar de por amor, soy Lucifer.

Cada vez que obedezco a leyes en lugar de a mi conciencia, soy Lucifer.

Cada vez que rezo a Dios, Alá, Krishna, Yahvé, rezo a Lucifer.

 

Lucifer es el miedo que hay en mí.

El miedo absorbe el amor al yo e insta a vender mi alma.

Lucifer es el precio que pago para comprar paz, seguridad y protección.

El amor a los demás, sustituye el amor a mí que he dejado a un lado*.

 

Lucifer es la parte de mí seducida por el mundo de la ilusión;

cegada por el estridente exterior: poder, dinero, prestigio;

que sabe que el Gran Dinero hace girar el mundo,

pero no está dispuesta a reconocerlo.

Lucifer gobierna el mundo y yo soy su COLABORADORA fiel.

 

 

¿Qué demonios he venido a hacer a esta Tierra? – Dra. Ghislaine Lanctot

 

 

*no se puede dar lo que no se tiene; si uno no se ama a sí mismo no puede dar amor a los demás

 

 

 

Contacto

El Libertario
jlmgt@yahoo.com