Disparos en la Prehistoria

En el Museo de Moiá, Barcelona; España.  Se trata de un cráneo de hombre de Cromagnon de hace unos 10 000 años con un disparo en la cabeza ( murió con unos 60 años, muy avanzada edad para la época y tenía osteoporosis y artrosis reumática )
 
 Neandertal, 38000 años de antigüedad; Museo de Historia Natural, Londres

 

En el Museo de Paleontología de Moscú
Bisonte con disparo en la cabeza; este animal originario de Yakuzia, en Siberia Oriental, tiene entre 300 000 y 70 000 años, cuando el hombre era un Neandertal
 
 
 
 
 

Cráneo de Broken Hill, Rodesia

 es del tipo Heidelbergensis; es una cabeza de enorme tamaño; tiene orificios de entrada y salida de proyectil. Estudios modernos de datación lo situaron como de 125 000 años de antigüedad (antes de hacer las pruebas se decía que era de 10 000 años)
 
 
Orificios de entrada y salida

Cráneo de un hombre de Neandertal (Museo de Historia Natural de Londres) hallado en Zambia; tiene una perforación de bala de  40 000 años de antigüedad

 

 

Sobre el cráneo de Moiá

Creo que es un gran engaño el hacernos creer que un hombre prehistórico murió con un agujero limpio en su frente de alrededor de 1 cm de diámetro por una sinusitis; el hombre hubiese muerto miles de veces por la infección generalizada de sus senos antes de que su hueso frontal hubiese quedado afectado de esa forma y, aún haciendo el imposible supuesto de que así hubiese sido, un agujero de menos de 1 mm de diámetro hubiese sido más que suficiente para evacuar el pus del seno paranasal frontal; tampoco pudo tratarse de una osteomielitis* que hubiese afectado al hueso, pues el agujero hubiese sido mucho más ancho en el interior, además de que, tal como he expresado esa infección hubiese supuesto la muerte antes de afectar al hueso.
La vía de acceso del proyectil es claramente inclinada, y se aprecia una curvatura alrededor del orificio hacia el interior del cráneo, lo cual nos indica que algo penetró desde el exterior; el agujero es perfectamente circular y regular.
Casi siempre que se intenta ocultar algo (gentes de la élite y sus secuaces) la explicación tiene muchas más lagunas que lo que se intenta ocultar, en este caso el que alguien recibió un disparo en la frente en la prehistoria, hace unos 10000 años.

 

El Libertario

*infección del hueso por contacto debida a las bacterias en las zonas adyacentes

 

 

 

 

Contacto

El Libertario
jlmgt@yahoo.com